9 de oct. de 2012

UTAT. La crónica


Ultra Trail Atlas Toubkal

Distancia: 105kms
Desnivel: +6500mts
Etapas: 1
Tiempo: 16:32.07hrs
Clasificación: 5
Año: 4 Octubre 2012
Zona: Cordillera de los Atlas, Marruecos







Crónica personal

Ultra Trail Atlas Toubkal, eso fue lo primero que busqué en internet para aventurarme en una carrera que quería realizar, ya que tenía todos los alicientes que necesitan las competiciones para que yo, personalmente, sienta ese gusanillo y necesite de ir.

Los requisitos básicos son pocos, pero muy importantes.

Primeramente la zona ha de ser atractiva, siempre bajo mi punto de vista. Esta carrera tiene paisajes montañosos  impresionantes, poblados bereberes en el trazado y se salía desde un campamento verdoso a 2500mts de altitud en la Cordillera de los Atlas Marroquíes.


La distancia es un punto que gana esta carrera, ya que sobrepasa los 100kms (105kms) y el desnivel positivo ( +6500) es importante. También hay que sumar que se corre casi todo el recorrido rondando los 3000mts de altura y en muchos casos los sobrepasa. Una carrera muy dura.


Y por último, ha de ser una aventura. Preparativos minuciosos, traslados varios ( avión, autocar,coche…), gente que se suma a esa aventura ( en esta carrera se inscribieron mis padres y Neus en una modalidad de 26kms ), quedadas de entrenos etc… en fin, que no sea una simple carrera, que te llene y que al acabar perdure para toda la vida. Tienes que sentir que no va a ser fácil , que hay muchos obstáculos y que a lo mejor no vas a poder finalizar, tanto físicamente como a nivel logístico. ( siempre sale bien!! Jeje)


A nivel personal, la carrera no ha podido salir mejor. Son varios los años que realizo aventuras como esta y voy cogiendo el punto de preparación. En realidad sé que si salgo ligeramente por debajo de mi ritmo, sobre el km 70-80, puedo pegar un apretón y recortar posiciones o mantener un ritmo rápido para poder quedarme satisfecho y estar en las posiciones de arriba.


Salimos un grupo de cuatro corredores españoles ( Txell Llinars, Javi Galindo, Tony Andrade y yo) a un ritmo que nos permitía avanzar bastante y charlar para ir dosificando y aclimatándonos a la altura. A medida que pasaban los Kms disfrutábamos más. Los poblados aparecían y los cruzábamos por su interior, para salir al rio o a valles pedregosos llenos de agua y animales ( ovejas, cabras, burros…) .Es muy importante tener la mente distraída y evadirse de todo para fusionarte con el entorno y la carrera.

El desnivel era brutal y las subidas eran cada vez más duras, así que se tenía que sufrir un poco para seguir el ritmo. Nosotros lo íbamos cumpliendo, pero las fuerzas iban menguando. Había que tener mucho cuidado de no pasarse. En las bajadas, cargábamos mucho las piernas, pero nos encantaban y recortábamos muchos minutos a los de delante.

Los avituallamientos eran pocos, tantos como 4 puntos de agua en todo el recorrido, pero al haber tantos ríos, no había problema. Bebíamos de la naturaleza. Hay que estar preparado para todo. Siempre la cabeza pensando en finalizar , sea como sea.

Pasaban las horas y los kms y cada vez se ponía todo más complicado. Más montañas que subir, otras tantas de bajar y se hacia un poco pesado, y más si se hacía de noche. Sobre las 18:00hrs se empezó a oscurecer y faltaban casi tres kms para el último avituallamiento con algo de frutos secos o plátanos. Frontal puesto y a correr. Al estar cansado, no levantas tanto las piernas y encima de noche, así que concentración 100% y saber llevar ese sudor frío en el cuerpo que se te pone cuando noche y tensión se juntan.

Una buena anécdota fue al llegar a ese control, el último. Llegué bastante rápido, porque venía de bajar muchos kms y en un tramo bastante llano, me puse a correr fuerte. Al llegar me encuentro a 3 Franceses que se habían quitado las mochilas y estaban comiendo pasta y demás cosas. Al ver eso y estar en la posición 8 , me armé de valor y solo rellené los bidones y salí escopeteado del avituallamiento, con la cara de sorpresa de los Franceses, que vi como empezaron a ponerse todo el material para salir detrás de mí. Era quinto y no tenía que decaer para poder finalizar en esa posición. Así que en 17kms no paré de correr y subir lo más rápido posible. Pero no iba a ser fácil, ya que tenía que subir de 1800mts a 2600mts en dos subidas demoledoras.

En una de ellas y cuando a nivel mental estaba por los suelos ( no podía mas), me tropecé y caí fuera del camino, entre rocas con la mala suerte de darme en rodillas y empeine. Me vi solo, sangrando y con una impotencia brutal. Me quedé unos 10 segundos tumbado, sin moverme y a punto de llorar. Momento crítico, pero que te has de levantar y seguir, ya que no hay nadie que pueda tirar de ti, eres tú mismo que has de ver que no ha pasado nada, que estás vivo y que la meta está a tan solo 30 minutos, no vale parar ,hay que seguir luchando. Y eso hice. Me motivé con mi jamón y mi fruta liofilizada, con mis pensamientos en la línea de llegada con mi familia y Neus esperando y con el saber que estaba en una posición privilegiada con un tiempazo y muy pocos kms para la gloria.

Y al final llegué a meta, con todos los obstáculos superados, con las piernas destrozadas, pero con una sonrisa de oreja a oreja de saber que tantos meses esperando y estaba logrando algo muy importante. El seguir día a día luchando y consiguiendo objetivos , pisando suelo y haciendo camino. Es muy duro, nos gusta y nadie nos regala el esfuerzo que empleamos. Solo unos pocos sabemos lo que se siente y de verdad que vale la pena intentarlo.

Mil gracias a todos, en especial a los expedicionarios. Javi Galindo, Tony Andrade, Txell Llinars, Hortensia, Neus,Papa,Mama, Irene, Albert y Ariadna.














Crínica UTAT. El porque se ha de realizar

Desde que decides adentrarte en la Ultra Trail Atlas Toubkal, sientes un cosquilleo que no cesa ni un minuto de tu día a día. Es de esas carreras que te vienen de improvisto y que poco a poco van cogiendo peso y más peso, hasta el punto que no te la puedes quitar de la cabeza.
Entrenas y piensas en como tu cuerpo va a reaccionar ante tanto desnivel (+6500mts) y tanta altura con pasos a más de 3500mts. No sabes si serás capaz de sobrepasar la barrera de los 100Km o  si tu cuerpo estará preparado para la autosuficiencia o si podrás superar tramos de 40Km sin nada de agua. En tu trabajo, no haces más que explicar que vas a competir a Marruecos, país de raíces exóticas y clima caluroso, que visitarás Marrakech, la llamada “perla del sur” a las puertas del desierto, donde se encuentra la plaza Djemaa el Fna cuna de los antiguos mercaderes y patrimonio bullicioso de la humanidad por su inquietante ajetreo, y es que todo ello complementa tu carrera, será además una gran aventura. Sabes que la carrera se da en la cordillera del Atlas, con sus grandes valles con pueblos bereberes en sus precipicios, y que vivirás por unos días en un campamento  marroquí a casi 3000mts de altura. Lo sabes, va a ser una gran experiencia, dormir en haimas bereberes, donde la convivencia y el compañerismo con los demás corredores se acentúa ante la adversidad del frío de la noche y el calor del día. Por todo eso, es una carrera que no te deja indiferente.
La organización es francesa, familiar y muy profesional. En la inscripción ya te preguntan datos del vuelo para que al llegar al aeropuerto Menara de Marrakech te sientas bien recibido. Desde allí te desplazan en autocar durante 1 hora por la cordillera del Atlas marroquí, con carreteras serpenteantes y pueblos difíciles de reconocer mientras se inicia la subida a Oakameïden, campamento base de la Ultra Trail Atlas Toubkal y principal estación de ski del país. Allí tienes diferentes opciones de alojamiento, en la inscripción lo refleja, puedes optar por un par de hoteles o un albergue, o alojarte en el campamento. Si eres valiente esta última es lo más recomendable porqué es el centro neurálgico de la carrera, muy auténtico y además es donde se dan las cenas y los desayunos que la organización ofrece a los competidores y familiares.
El clima es bastante complicado, ya que por la noche, si sopla el viento hace bastante frío y por el día se convierte en un clima muy caluroso, hay que saber en todo momento que material utilizar, debes ir bien preparado. Aún así, al ser una carrera exigente, la organización ya te obliga a llevar un material técnico obligatorio, donde te indican la ropa más adecuada. Lo que es realmente importante en estos casos de cambios de clima es conocerte y adelantarte a la situación, ya sea poniéndote ropa para abrigarte del frío o prescindir de ella en momentos de calor para evitar una posible deshidratación. La experiencia siempre es un grado.
El recorrido es sinceramente brutal, no dejas de subir y bajar durante toda la carrera. La primera ascensión de 2600mts a 3500mts es muy dura, y después de una gran subida siempre hay una gran bajada, muy técnica en este caso donde las piernas ya empiezan a sufrir, y solo llevas 20 Km. Los siguientes 50 Km son de subida progresiva entre valles y ríos, pasando por poblados bereberes, que no te dejan indiferente, estás corriendo en pleno Atlas marroquí. Hay que ir dosificando y regular el cuerpo a la altura, que no es fácil. Casi todo son caminos muy muy técnicos que se entrelazan con pistas de montaña ideales para avanzar algún km, las vistas son espectaculares pero necesitas ir 100% concentrado, hasta llegar a la cima más alta del recorrido, sobre el Km 80, y si has realizado una buena carrera, aún será de día para afrontar la bajada más peligrosa de todo el circuito, y es que no te imaginas como bajarán otros corredores por ahí de noche. Es un terreno muy pedregoso y que te pondrá al límite.
Al final de la bajada, ya de noche, está el último contacto con la organización, el único punto donde te facilitan algo de comida caliente para afrontar el tramo final, ya imaginas lo duro que va a ser, y realmente lo es. Son dos subidas verticales, de 15Km, donde sacas lo mejor de ti, y donde de verdad demuestras que quieres superar este reto por encima de todo. En la última subida, al final, ya ves dos banderas marroquís que te indican que queda 1Km para la meta, ese es el momento de la piel de gallina, una sensación única. Al llegar te resguardas en la haima y disfrutas de tu gran momento con un té a la menta.
El paisaje en la Ultra Trail Atlas Toubkal es espectacular. No podemos decir que son los Alpes Suizos, porque a pesar de estar rodeado de montañas de más de 4000mts de altura no hay mucha vegetación, pero tiene un encanto especial. La montaña es árida con colores rojizos y ocre. Las decenas de aldeas que cruzas se entremezclan con el paisaje y sus gentes son muy agradables y no cesan de animarte según avanzas. Es un ambiente genial, es como estar corriendo en el pasado, pueblos sin electricidad ni agua corriente, pero donde viven felices con sus animales y sus medios naturales.
La singularidad de esta carrera es que intenta acceder a todos los corredores, la organización realiza varias modalidades de diferentes distancias, con el fin de que todo el mundo pueda participar en este gran evento. Desde una carrera de 26kms, a una maratón de montaña de 42Km o a una suma realizando la maratón y la de 26 km en dos días, o la estrella de la carrera, la Ultra Trail Atlas Toubkal de 105 Km. Es una gran ocasión para correr con amigos o familiares, ya que siempre hay una opción adecuada a cada uno, y así poder compartir esta aventura y vivir la experiencia de alcanzar la meta, cada uno con sus Km que batallar, pero con la misma ilusión de cumplir su propio reto.
Así que no dudes en alimentar tu vida con carreras como esta, seguro que no te arrepentirás.



1 comentario:

David dijo...

Me encanta ascender en las montañas y disfrutar de practicar deportes en ella. En general suelo ir a las mejores pistas de ski en chile, aunque en nuestro país también tenemos excelentes opciones